¿Crees en las promesas de Dios?

mayo 27, 2011 at 10:31 am Deja un comentario

“Y el tiempo que nos llevó para venir de Cades-barnea, hasta que cruzamos el torrente de Zered, fue de treinta y ocho años; hasta que pereció toda la generación de los hombres de guerra de en medio del campamento, como el SEÑOR les había jurado”
Deuteronomio 2:14 (LBLA)

La Biblia está llena de promesas. Desde la promesa de la venida de un salvador en Génesis hasta la promesa de una vida feliz en Apocalipsis, Dios nos ha brindado a través de toda su Palabra un torrente de promesas destinadas a hacernos dichosos, tanto en esta vida como en la vida venidera.

Puede haber momentos en nuestra vida en donde el cumplimiento de esas promesas pueda parecernos borroso; pruebas, exigencias, dolor, pueden cegarnos y en momentos hacernos dudar. Eso nos puede pasar a todos, y Dios lo sabe, y por eso nos da los medios (discipulado, su Palabra, las amistades) para retomar de nueva cuenta el camino de ánimo.

Pero puede suceder que en el momento de las pruebas el corazón se endurezca tanto, que llegue un momento en donde las promesas sean solamente palabras sin significado en nuestra vida. Cuando llega ese momento, haz muerto espiritualmente. Fue precisamente lo que sucedió con el pueblo israelita que salió de Egipto. Dios les había prometido y asegurado una y otra vez que ellos tomarían la tierra de Canaán y vivirían en ella; pero esos hombres, al ver la fortaleza de los pueblos que vivían en esa tierra, se desanimaron y cerraron su corazón a la promesa de Dios, y eso Dios no se los perdonó. El pueblo vagó durante casi 40 años en el desierto, hasta que toda esa generación muriera y surgiera una nueva, que creyera en su promesa y que estuviera dispuesta a reclamarla.

Cabe señalar que estos hombres eran israelitas rectos. Sobrevivieron a la matanza originada por el becerro de oro, por lo que no eran idólatras. Obedecían la ley de Moisés bajo pena de muerte. La mayoría de ellos sin duda eran personas intachables en su moralidad. Su único pecado fue no creer en las promesas de Dios.

No creer en las promesas de Dios, o no creer que Dios cumpla sus promesas, nos acaba espiritualmente. Una generación entera de hombres rectos fue destruida a causa de ello. Dios ha puesto sus promesas para que construyamos sobre ellas, para que sean nuestro cimiento, nuestro futuro, nuestro ánimo, una razón poderosa para amar a Dios. Son piezas fundamentales en la vida de un cristiano. Somos cristianos gracias a promesas cumplidas, como la resurrección en la vida de Jesús. Sin promesas de Dios, simplemente no hay cristianismo.

Si haz tenido dudas acerca de lo que Dios promete, éste es el tiempo para que se renueve tu confianza en el Dios que siempre cumple lo que promete. Observa la historia; estudia las promesas que ya han sido cumplidas, y te darás cuenta que Dios es digno de confianza.

Para reflexionar:

  •   ¿Cuáles son tus promesas favoritas de Dios?
  •   ¿Has hecho de esas promesas un cimiento visible en tu vida? ¿Se ve con hechos que crees en ellas?
  •  ¿Hay alguna promesa bíblica de la que tengas duda que se vaya a cumplir? ¿Qué puedes hacer para creer que un día llegará?

Entry filed under: Escritura del Día. Tags: , , , , .

Bernabé Introducción a las 7 Bienaventuranzas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario de Publicaciones

mayo 2011
D L M X J V S
« Abr   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Categorías

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: