El árbol a la orilla del río

julio 31, 2012 at 7:50 am Deja un comentario

Qué alegría para los que
no siguen el consejo de malos,
ni andan con pecadores,
ni se juntan con burlones;
sino que se deleitan en la ley del Señor
meditando en ella día y noche.
Son como árboles plantados a la orilla de un río,
que siempre dan fruto en su tiempo.
Sus hojas nunca se marchitan,
y prosperan en todo lo que hacen.
(Salmos 1:1-3 Nueva Traducción Viviente)

Tenemos un Dios que le encanta prometernos cosas buenas. Y más encantado está de cumplir esas promeas. La naturaleza bondadosa de Dios se refleja en cada promesa que se encuentra plasmada en la Biblia. Pero un aspecto muy importante muchas de las promesas es que vienen explícitamente condicionadas; esto es, tenemos que cumplir ciertas condiciones para que la promesa pueda hacerse válida en nuestra vida.

El salmo 1 nos ilustra un ejemplo de este tipo de promesas. Dios nos promete que seremos como árboles plantados a la orilla de un río. Esos árboles siempre están verdes, fuertes, dan su fruto en la estación del año que deben darlo. En pocas palabras: tienen una existencia plena; proyectan vida; dan la sensación de saciedad.

¿Cómo podemos alcanzar esa existencia plena? Solo Dios puede brindarla. A través de un proceso diario de conviviencia con El es posible reflejar una vida plena. Dios nos da un par de condiciones para que podamos experimentar ese gozo:

  • Deleitarse en la ley del Señor. Para alcanzar ese grado de plenitud en la vida es necesario amar la Palabra de Dios, estudiarla con detenimiento y con alegría. Muchos piensan que es un libro aburrido, difícil y anticuado, pero no conozco otro libro que hable de la condición actual de la humanidad más claramente que la Biblia.
  • Meditar en la ley del Señor noche y día. No basta con leer: hay que meditar en ella. Eso se logra pensando una y otra vez a lo largo del día en las Escrituras. ¿Para qué? Para ser diferentes. Una vida transformada viene como fruto de la meditación de las Escrituras.

No existe otro camino para alcanzar una existencia plena. La lectura, y sobre todo la meditación de la Palabra de Dios, te pueden abrir las puertas a una vida diferente.

Para reflexionar:

  • ¿Acostumbras meditar? ¿Cómo piensas que puedes darte un tiempo para meditar en lo que dice la Biblia?

 

Entry filed under: Escritura del Día. Tags: , , , .

10 maneras en que los miembros de la Iglesia le fallan a sus pastores (7 de 10) 10 maneras en que los miembros de la Iglesia le fallan a sus pastores (8 de 10)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario de Publicaciones

julio 2012
D L M X J V S
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Categorías

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: