Posts tagged ‘defensa de la fe’

El Argumento Moral

Por desgracia no puedo publicar material en mi blog con la frecuencia que yo quisiera, pero aquí estamos de regreso. Vamos a continuar con la serie de argumentos a favor de la existencia de Dios, y en esta ocasión echaremos un vistazo al Argumento Moral.

¿En qué consiste el Argumento Moral? En resumen, este argumento dice lo siguiente:
1.- Las leyes morales absolutas existen
2.- Dichas leyes debieron ser promulgadas por alguna autoridad
3.- Esa autoridad es Dios.

Veámoslo más despacio. En todas las culturas existe una noción de lo bueno y lo malo. Estos conceptos no son palabras vacías, sino que tienen un significado. Es verdad que puede haber diferencias de opinión sobre qué es bueno y qué es malo; para algunas sociedades ciertas conductas pueden ser aborrecibles, mientras que en otras es normal y hasta deseable. Pero hay otras conductas que, a lo largo de la historia, han sido calificadas como perversas y en contra de la moral (el homicidio, el robo, la violación de un niño, etc.)

Las leyes morales existen, y son tan reales y ciertas como las leyes físicas. El hecho de que no podamos medirlas o pesarlas no las hace falsas. Para la humanidad la palabra justicia tiene sentido. Si no existieran leyes morales, la humanidad no existiría como tal: estaríamos reducidos a otra especie animal en la tierra. Palabras como “bueno”, “malo”, “justo”, carecerían de sentido.

¿Quién puso esa moralidad en las personas? Debió ser alguien que tenga el conocimiento exacto de lo que es bueno, y lo que es malo, y ese ser no es otro que Dios. ¿O de qué otra manera pudo el ser humano distinguir entre lo bueno y lo malo? C.S.Lewis mencionó en una de sus obras: “Un hombre no dice que una línea está torcida a menos que tenga alguna idea de lo que es una línea derecha”. Es Dios quien proporciona al hombre la idea de una línea derecha.

Si la moralidad existen en el ser humano, entonces Dios existe, porque El es quien pone en la conciencia humana el sentido del bien y el mal (Romanos 2:14-15)

abril 18, 2011 at 10:08 am Deja un comentario

¿Diseño o accidente?

Uno de los argumentos más conocidos a favor de la existencia de Dios es el argumento teleológico (teleos = propósito), también conocido como “el argumento del diseño”. En su forma más simple, este argumento dice: “Si existe un diseño, entonces existe un diseñador”.

RelojImage: Arvind Balaraman / FreeDigitalPhotos.net

Imagina que vamos caminando por un bosque, y de repente nos encontramos tirado en el suelo un reloj. ¿Qué pensarías si yo te dijera que ese reloj se formó solo, a través de una serie de fenómenos naturales al azar? Seguro me dirías que eso es imposible; el reloj es demasiado complejo para formarse por casualidad. ¿Y qué tal si te dijera que el reloj fue creado por las ardillas que habitan el bosque? Tampoco puede ser, ya que se requiere de una inteligencia superior para construirlo. ¿Y si un OVNI repleto de extra-terrestres tiró ahí el reloj? Olvídalo. La explicación más razonable que podemos suponer acerca de cómo llegó el reloj a ese lugar es que un relojero construyó ese reloj, y que posteriormente alguien lo extravió.

La compleja y precisa maquinaria de un reloj nos puede dejar impresionados; pero aún más exacto y más complejo que un reloj es el universo mismo. Todo el universo tiene un conjunto de leyes físicas muy bien definidas (aunque no del todo conocidas por el hombre) y que se entrelazan con una exactitud asombrosa. Así como en una orquesta cada instrumento debe estar afinado y en sintonía para que la melodía se escuche perfecta, de la misma manera todos los elementos que conforman el universo se encuentran en perfecta sintonía para que éste exista.

El universo es tan complejo y tan exacto como para que se haya formado solo, por accidente. Tiene toda la exactitud de un diseño; y como tal, debe existir un diseñador con una inteligencia superior que lo haya elaborado. Ese diseñador no es otro más que Dios.

Ahora bien, ¿cabe la posibilidad de que el universo haya existido siempre? Regresando a la analogía del reloj, si ese fuera el caso, desde hace mucho tiempo habría dejado de funcionar. De la misma manera, las leyes de la física no hacen probable el hecho de que el universo haya existido siempre, ya que desde hace mucho tiempo se habría “apagado”. Alguien tuvo que encender la maquinaria.

El argumento del diseño es una manera razonable de inferir que existe un Dios, y que ese Dios creó el universo tal y como lo conocemos. La naturaleza misma da evidencia de su existencia y su poder (Salmos 19:1).

marzo 31, 2011 at 9:30 am Deja un comentario

La Brújula Dorada

“La Brújula Dorada” es una de las películas más esperadas para esta temporada de invierno; posee un buen reparto y muy buenos efectos especiales, pero lo que tal vez atraiga a las personas a los cines a verla es su polémica historia.

En los días previos a su estreno, una asociación católica estadounidense – La Liga Católica – ha hecho un llamado a boicotear la película, argumentando que fomenta el ateísmo entre los niños, que habla muy mal de la Iglesia Católica, etc. (por cierto, la mejor estrategia de mercado para una película es censurarla; el morbo simplemente es muy poderoso) Incluso el periódico oficial del Vaticano, “El Observatorio Romano”, criticó el espíritu de la película. En los círculos evangélicos,  no ha faltado quien haya extrapolado las críticas hacia el cristianismo entero.

No es la primera vez que grupos cristianos reaccionan de esta manera ante expresiones artísticas que atentan contra la religión cristiana. El año pasado lo mismo ocurrió con la película “El Código DaVinci”, que trataba acerca de un grupo secreto de la Iglesia que protege a los descendientes de Cristo.

A veces, nosotros como discípulos, podemos encontrarnos en medio de este tipo de conflictos. ¿Que debemos de hacer ante una situación como esta? ¿Debemos de abstenernos de ver la película o podemos ir al cine sin ningún cargo de conciencia? Antes de contestar esta pregunta, hablemos un poco acerca de la película.

“La Brújula Dorada” es una adaptación del libro “Luces del Norte”, del escritor Phillip Pullman. Dicho libro es el primero de una trilogía llamada “His Dark Materials” (Sus Obscuros Materiales). “La Brújula Dorada” trata acerca de una niña que vive en un universo paralelo (un “multiverso”, principio tomado de la física cuántica) que es gobernado por “El Magisterium” (la iglesia católica), el cual realiza experimentos con niños; dichos experimentos buscan la manera de evitar que los niños lleguen a la pubertad, y por ende, que experimenten los cambios hormonales, fisiológicos y psicológicos que la acompañan. A lo largo de la triología, la niña, acompañada de sus amigos (un aventurero al estilo de los pioneros del viejo oeste y un oso polar rescatado del alcoholismo), tratará de anular el dominio del “Magisterium”.

Phillip Pullman es un ateo declarado, y no tiene empacho en criticar al cristianismo a través de sus libros. Pullman narra libremente el carácter dominador y censor del “Magisterium” que busca dominar cada aspecto de la naturaleza humana. En uno de los diálogos del libro, uno de los personajes, Ruta Skadi, dice acerca de la iglesia: “ha tratado de suprimir y controlar cada impulso natural; y cuando no lo puede controlar, lo extirpa”; después extiende su crítica hacia todo el cristianismo: “Eso es lo que la Iglesia hace, y cada iglesia es lo mismo: control, destruir, obliterar cada sentimiento bueno”. Los productores de la película mencionan que se ha suavizado la actitud crítica, con el objetivo de no ofender a ninguna persona.

¿Estaría bien si un discípulo va a verla al cine? Yo creo que si tienes ganas de verla, pues ve a verla. Es una buena producción, tiene buenos actores y tiene una historia entretenida. Ve a verla como cualquier otra película y tómala como lo que realmente es: una película para entretenerte. No debemos cohibirnos por las cosas que dice acerca del cristianismo; al contrario, puede ser una gran oportunidad de evangelizar. Sin duda la película será tema de charla entre los compañeros de trabajo y de la escuela, y ahí tendremos oportunidad de explicar y defender la verdadera y sana fe que tenemos.

No es la primera vez que el cristianismo es atacado, y no será la última. Durante casi 2000 años ha recibido constantes ataques y ha logrado salir adelante, gracias a que, con el paso del tiempo, el cristianismo ha demostrado ser una fe razonable y verdadera, y no dogmática e impositora como la quiere pintar Pullman. Aunque hay períodos de la historia del cristianismo que pueden tener estas últimas características, Dios siempre ha permitido que hombres arrojen luz sobre el camino verdadero que debe seguir la Iglesia, de tal manera que no se pierda. Ahora nos toca a nosotros, y no debemos descuidar esa responsabilidad de iluminar el verdadero cristianismo con nuestras vidas (Mateo 5:14-16, 1 Pedro 3:15)

Disfruta la película como cualquier otra, aprende a defender tu fe y arroja luz sobre aquellos temas donde la gente vive confundida.

diciembre 20, 2007 at 7:07 pm Deja un comentario


Calendario de Publicaciones

julio 2017
D L M X J V S
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Categorías

Feeds