Posts tagged ‘efesios’

10 maneras en que los miembros de la Iglesia le fallan a sus pastores (7 de 10)

Esta es una traducción de un artículo titulado “10 ways church people fail their pastor” elaborado por el Dr. Joe McKeever (traducido con su permiso).

7. Los miembros de la iglesia le fallan a sus ministros cuando le dan mucha importancia a cosas que no la tienen.

El pastor predica sermones magníficos, conoce a cada quien por su nombre, y siempre está presente cuando las familias necesitan ayuda. Sin embargo, los miembros de la iglesia se molestan porque él trata de convencer a la congregación de comprar una propiedad que, algunos piensan, no necesitan, o no se pueden dar el lujo de obtener; o cuando él quiere mandar una misión a Guatemala; o cuando él quiere contratar un ministro para que diriga una misión en un lugar donde sólo existen casas rodantes.

La gente deja de asistir a la iglesia por tonterías como esas. Cuando tú les preguntas al respecto, ellos te van a decir que aman al predicador, y que él estuvo presente cuando “mamá lo necesitaba” o cuando “nuestra familia vivió esa tragedia”. Sin embargo, “es un dictador”, porque esa gente no estaba de acuerdo con el proyecto que el pastor impulsaba y no pudieron salirse con la suya.

Estén sujetos los unos a los otros, por reverencia a Cristo (Efesios 5:21)

Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, porque ellos cuidan sin descanso de ustedes... (Hebreos 13:17)

 

Anuncios

julio 29, 2012 at 6:41 pm Deja un comentario

10 maneras en que los miembros de la Iglesia le fallan a sus pastores (6 de 10)

Esta es una traducción de un artículo titulado “10 ways church people fail their pastor” elaborado por el Dr. Joe McKeever (traducido con su permiso).

6. Los miembros de la iglesia le fallan a sus ministros cuando los abandonan al lidiar con los miembros problemáticos de la congregación.

En un artículo previo, hicimos la recomendación del libro “El Diablo en la banca número 7”, que relata la crónica de las diabólicas actividades de un hombre determinado a echar de su iglesia al pastor. Eventualmente, él mató a la esposa del pastor y logró que el hombre de Dios se volviera loco. La autora, la hija del pastor, no culpa a la congregación de ninguna manera, pero yo si lo hago. Una y otra vez ella cuenta cómo los miembros cobijaron a la familia, cómo les brindaron alimento, cómo oraron. En ningún lado ella describe a los hombres de la congregación confrontando al monstruo. Esa tarea se la dejaron al pastor y a la ley, y los resultados fueron devastadores.

En cada oportunidad, siempre les digo a los diáconos y al resto de los líderes de la iglesia que ellos deben obedecer Efesios 4:3, esforzarse por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. Ellos deben ser los primeros en percibir las amenazas a la unidad de la iglesia, y deben ser rapidos en confrontar a los miembros problemáticos. Si todo eso se lo dejan al pastor, lo colocan en una situación difícil ya que los déspotas usualmente dirigen sus diabólicas actividades hacia él. Para el pastor, oponerse a ellos le hace ver defensivo y egoísta.

Que el liderazgo laico de la congregación se levante en contra de aquellos que causan problemas y los hagan responsables.

julio 23, 2012 at 10:44 am Deja un comentario


Calendario de Publicaciones

noviembre 2017
D L M X J V S
« Ago    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorías

Feeds