Posts tagged ‘amor dios’

Valor para conocer a Dios

“Yo te ruego, Dios mío, que no te enojes conmigo, pero solo
insistiré una vez más. ¿Y qué tal si solo se encuentran diez?”

Génesis 18:32 (TLA)

Dios le reveló a Abraham los planes que El tenía para las ciudades de Sodoma y Gomorra. Debido a sus pecados, sus habitantes (así como las ciudades mismas) serían destruidos.

Sabedor del hecho que su sobrino Lot habitaba en Sodoma, Abraham intercede por las ciudades. Comienza preguntando si con 50 justos viviendo en esas ciudades sería capaz de destruirlas, para luego repetir la misma pregunta varias veces con un número cada vez menor de justos. En todos los casos, la respuesta de Dios es la misma: el no destruirá las ciudades si hubiese personas justas viviendo en ellas.

Para Abraham no fue sencillo hacerle estas preguntas a Dios. En al menos cuatro ocasiones Abraham manifestó su temor a Dios de expresar sus dudas. A veces, los seres humanos que se creen superiores a otros, se molestan cuando se les inoportuna de esta manera. Abraham tal vez pensó que Dios reaccionaría de la misma manera. El tuvo que echar mano de una buena dosis de valor para tener esta conversación con Dios. Para su consuelo, Dios estuvo acccesible y abierto a responder cualquiera de sus dudas.

¿De dónde sacó Abraham el valor para vencer sus miedos? De un deseo muy fuerte de conocer a fondo la naturaleza de Dios. Con cada pregunta que él le hacía se mostraba más claramente la misericordia y la justicia de Dios. La recompensa de Abraham, al final de la charla, fue que la relación entre Abraham y Dios se volvió más íntima que nunca, además de que Abraham conoció una dimensión nueva de la persona de Dios: El es un Dios accesible, justo y misericordioso.

A primera vista podría parecer sencillo mantener viva una relación con Dios, pero la realidad es que requiere mucho valor. Requiere valor para morir a nosotros mismos y mantenernos en nuestra búsqueda de Dios; requiere valor para estar dispuesto a renunciar a nuestra naturaleza y enfrentarnos a la realidad de que necesitamos de Dios. Abraham tuvo que morir a su naturaleza miedosa para adentrarse en la mente de Dios.

Además, se requiere de valor para lidiar con lo que nos vamos a encontrar. Al mismo tiempo que nos adentramos en el corazón y la mente de Dios y le vamos conociendo, nuestra propia humanidad va quedando expuesta. No nos gusta el contraste entre nuestro pecado y su pureza; le sacamos la vuelta a nuestra dureza de corazón cuando contrasta con su amor. Nos hace sentir mal ver nuestro orgullo y altivez en contraste con su misericordia. Hace falta valor para reconocer nuestra incapacidad de poder hacer algo por mejorar nuestra vida y aceptar nuestra dependencia de Dios.

Todo cristiano que en realidad tenga un deseo sincero de amar a Dios también sentirá un temor santo al adentrarse en el conocimiento de su persona. Inevitablemente hemos de sentirnos confrontados al conocer el carácter de Dios. Pero, si nos armamos del valor necesario para adentrarnos en el conocimiento de nuestro Dios, podremos disfrutar de las mismas recompensas que disfrutó Abraham: una intimidad profunda con Dios, una visión más completa de cómo es El, y una mayor confianza en El.

 

Para reflexionar:

  • ¿Hay temor de morir a tí mismo para buscar a Dios? ¿Hay conformidad o comodidad en tu relación con Dios?
  • ¿Hay algún área de la persona de Dios que te confronta y no quieres conocer?
Anuncios

abril 6, 2014 at 6:35 pm 1 comentario

De regreso

Este fin de semana pasado tuve el enorme privilegio de convivir con hermanos de las iglesias de Mexicali y Tijuana. Además de la satisfacción de poder llevar enseñanza a otras iglesias, me quedé conmovido por la calidez y la hospitalidad de los hermanos, a los cuales agradezco enormemente sus atenciones. Regresé muy contento porque dejé grandes amigos en el poco tiempo que estuve por allá. Hermanos: espero poder estar de nueva cuenta con ustedes muy pronto.

El sábado en la tarde me reuní con los hermanos de Mexicali para ver una clase acerca de la historia de la Biblia. Cuando una persona ve todo el proceso por el que pasó la Biblia para llegar a ser el libro que es hoy, no le cabe la menor duda que fue Dios quien controló y guió todo el proceso, de tal manera que ahora tenemos un libro coherente en toda su revelación, perfecto en su enseñanza y que, sobre todo, nos cambia y nos salva. Ese sábado todos los que vimos esa clase en Mexicali salimos más que convencidos que Dios realmente es el autor y editor en jefe de la Biblia.

El domingo, después de predicar en Mexicali, partí hacia Tijuana para impartir esa misma clase. Además de la clase, di un breve resumen de cómo ha estado avanzando el ministerio de enseñanza en México, Centro y Sudamérica. Varios hermanos en Tijuana mostraron interés en las actividades que tenemos en el ministerio; espero que sea una semilla que fructifique mucho.

Regreso contento por el trabajo hecho, pero sobre todo por las amistades hechas. El amor de Dios va a donde quiera que estemos.

Para aquellos que quieran la presentación que utilicé en la clase, se las dejo a continuación.

Historia de la Biblia

octubre 31, 2007 at 6:29 pm Deja un comentario


Calendario de Publicaciones

noviembre 2017
D L M X J V S
« Ago    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorías

Feeds