Posts tagged ‘ministros’

10 maneras en que los miembros de la Iglesia le fallan a sus pastores (6 de 10)

Esta es una traducción de un artículo titulado “10 ways church people fail their pastor” elaborado por el Dr. Joe McKeever (traducido con su permiso).

6. Los miembros de la iglesia le fallan a sus ministros cuando los abandonan al lidiar con los miembros problemáticos de la congregación.

En un artículo previo, hicimos la recomendación del libro “El Diablo en la banca número 7”, que relata la crónica de las diabólicas actividades de un hombre determinado a echar de su iglesia al pastor. Eventualmente, él mató a la esposa del pastor y logró que el hombre de Dios se volviera loco. La autora, la hija del pastor, no culpa a la congregación de ninguna manera, pero yo si lo hago. Una y otra vez ella cuenta cómo los miembros cobijaron a la familia, cómo les brindaron alimento, cómo oraron. En ningún lado ella describe a los hombres de la congregación confrontando al monstruo. Esa tarea se la dejaron al pastor y a la ley, y los resultados fueron devastadores.

En cada oportunidad, siempre les digo a los diáconos y al resto de los líderes de la iglesia que ellos deben obedecer Efesios 4:3, esforzarse por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. Ellos deben ser los primeros en percibir las amenazas a la unidad de la iglesia, y deben ser rapidos en confrontar a los miembros problemáticos. Si todo eso se lo dejan al pastor, lo colocan en una situación difícil ya que los déspotas usualmente dirigen sus diabólicas actividades hacia él. Para el pastor, oponerse a ellos le hace ver defensivo y egoísta.

Que el liderazgo laico de la congregación se levante en contra de aquellos que causan problemas y los hagan responsables.

Anuncios

julio 23, 2012 at 10:44 am Deja un comentario

10 maneras en que los miembros de la Iglesia le fallan a sus pastores (5 de 10)

Esta es una traducción de un artículo titulado “10 ways church people fail their pastor” elaborado por el Dr. Joe McKeever (traducido con su permiso).

5. Los miembros de la iglesia le fallan a sus ministros cuando son rápidos en creer lo peor de ellos.

Ya sabes lo que se dice: “Donde hay humo, es que hubo fuego”.

¿Que? ¿Eso se dice?

Conozco a un pastor que fue falsamente acusado de molestar a unos niños en la guardería de la iglesia. Su arresto fue titular en las noticias de la tarde del área metropolitana. Los miembros de la iglesia lo abandonaron, creyendo rápidamente lo peor sin tomarse la molestia de investigar. Durante el juicio subsiguiente, se descubrió que el pastor ni siquiera se había asomado en la zona del edificio donde estaban los niños, y que las técnicas engañosas de los llamados “expertos” que interrogaron a los niños alimentaron los rumores y los cargos. Los cargos fueron desestimados y el pastor fue exonerado. Pero ya había perdido su ministerio, y para muchas personas, su reputación ya estaba dañada para siempre.

El escribió un libro basado en esa experiencia, del cual el título lo resume todo: “Culpable hasta demostrar su Inocencia.”

En el más difícil de mis seis pastorados -uno que duró solamente tres años-, mientras estaba en el proceso de salida nos enteramos que, durante un año, había estado circulando el rumor de que yo era divorciado y que Margaret era mi segunda esposa. Me acerqué a alguien que yo pensé que era mi amigo, y le pregunté: “¿Ya habías escuchado ese rumor?” Tímidamente admitió que sí. Le dije: “¿Y tú que piensas?” El dijo: “No sé que pensar”. Yo le dije: “¿Alguna vez pensaste en preguntarme?” El dijo: “Tenía miedo de lo que me fuera a encontrar”.

Lo que él hubiera encontrado es que Margaret tenía 19 años y yo 22 cuando nos casamos. Eso no deja mucho espacio para un divorcio. El siguiente mes de Abril será nuestro 50º aniversario.

julio 19, 2012 at 11:09 am Deja un comentario


Calendario de Publicaciones

noviembre 2017
D L M X J V S
« Ago    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorías

Feeds